Saltar al contenido
Todo sobre los gatos

¿Sabes en qué fijarte antes de adquirir un gato persa? Toma nota

comprar un gato persa

En nuestra sección de gatos persas te hemos detallado muchas de las singularidades del gato persa: su historia, su naturaleza, sus rasgos físicos, así como su carácter apacible y sociable. Todo ello hace sea una de las razas de gatos más recomendadas para familias con niños.

Los gatos persas requieren una serie de cuidados que todo propietario debe conocer, tales como cepillados casi a diario para mantener su pelaje en perfectas condiciones, o una alimentación equilibrada para evitar el sobrepeso.

Peculiaridades de importancia en los gatos persas

Si te estás planteando la adquisición de un gato persa has de tener claro ciertos aspectos, ya que toda información complementaria que puedas recabar te ayudará a comprender mejor esta raza tan característica y amada por miles de personas en todo el mundo.

El gato persa se caracteriza por su naturaleza apacible. Su actividad física se reduce a escasos movimientos de un lugar a otro. No realiza grandes esfuerzos más allá de los estrictamente necesarios, por lo que resulta contener su ingesta calórica.

El aumento de peso eleva el riesgo de enfermedades, a medio y largo plazo, que podrían comprometer la salud del felino.
Son cariñosos y sociables. Les gusta la compañía humana y de otros gatos, no tienen problema en ocupar cualquier rincón de la casa y consideran que cualquier lugar es cómodo para dormir.

Como cualquier animal de índole sociable requiere una atención por parte de sus propietarios, por tanto los juegos y caricias deben ser tenidos en cuenta para contribuir a un correcto equilibrio emocional.

Relacionado con el punto anterior, el cepillado del gato resulta indispensable para un mantenimiento adecuado. Por tanto, utilizar el cepillo a diario será garantía suficiente para reducir la formación de bolas de pelo, estimular el nacimiento del nuevo pelaje y favorecer la circulación y el tono muscular.

A tu felino persa le encanta el cepillado, de modo que en esos momentos de acicalado estarás fortaleciendo el vínculo existente entre vosotros.

La elección del gato persa

Deberías optar por un gato persa, como mínimo, de dos meses y medio y tener en consideración estos puntos relevantes:

  • Los ojos han de ser brillantes. Si se muestran rojizos, rodeados de costras y con algo de secreción, será indicativo de que algo en su salud no está bien.
  • Los oídos. Acaricia ligeramente sus orejas. Si el gato sintiera molestias o dolor podría estar padeciendo otitis o cualquier otro tipo de condición relacionada con la salud de sus oídos. Los ácaros y hongos son frecuentes en los cachorros que no han sido cuidados con la adecuada atención.
  • Suavidad del pelo. Debe estar limpio y suave. Si abres el pelo y detectas escamas de caspa o zonas sin pelo es indicativo de que la falta de cuidados ha repercutido en la salud del animal.
  • Nariz libre de secreciones. Las secreciones nasales transparentes y acuosas, que en ocasiones afectan a los ojos, se deben principalmente a causas virales.

Por todo ello, te aconsejamos seguir estos consejos para que elijas un gato persa en las mejores condiciones y podáis vivir grandes aventuras juntos por mucho tiempo.

Ver todas las características del Gato Persa

Artículo
¿Como elegir un gato persa?
Titulo
¿Como elegir un gato persa?
Descripción
Consideraciones a tener en cuenta para elegir un gato persa. Es importante revisar su estado de salud general, así como verificar que no tiene infecciones
Autor
Editor
Todo Sobre Gatos
Logo