Saltar al contenido
Todo sobre los gatos

Burmilla

burmilla

El gato Burmilla, es una raza procedente de Inglaterra.

Una raza muy juguetona y cariñosa.

Origen

En el año 1981, en Reino Unido, algunos criaderos, quisieron experimentar cruzando una gata Burmesa lilac, con un gato persa chinchilla.

Este fue el origen de los gatos burmilla, además, el nombre, proviene de unir los nombres de ambas razas, juntando el principio de Burmilla y el final de Chinchilla.

Unos años más tarde, se importaron a Dinamarca, se popularizó enseguida, y poco a poco se fue extendiendo y conociendo.

En 1994, la FIFe reconoció oficialmente esta raza, clasificándola en la Categoría III (Razas de pelo corto)

Características de la raza Burmilla

Características Físicas

El Burmilla se considera un gatito compacto, muy elegante, gracias a su color grisáceo y ese sombreado que hereda del Chinchilla.

Esta raza, ha heredado la cabeza y el cuerpo del Chinchilla, sobre todo el pelaje adopta estos rasgos sombreados tan bonitos.

Suelen tener una marca “M” en la frente, que la provoca el sombreado que desciende en forma de triángulo desde la parte superior de la cabeza hasta llegar al punto medio entre los ojos.

La cola, suele estar marcada con anillos, algunas veces, sin cerrar, con la puntita de la cola oscura.

Las patitas son muy ligeras, normalmente adoptan un estilo rayado sombreado.

El pelaje, es corto y suelen ser muy brillantes, además hereda el tacto tan sedoso se los pesa chinchilla.

Carácter

Un gato muy casero, si vives en un campo, o alguna urbanización, no se interesará por salir de casa a investigar.

Le gusta estar en casa, aun que si tienes terraza o jardín, le encantará salir a que le de un poco el aire y divertirse un ratito fuera.

Es un gatito muy curioso, con lo que siempre intentará buscar nuevos rincones para dormir, o nuevas cosas con las que jugar.

No suele dar problemas en cuanto a su comportamiento, debido a su tranquilidad durante todo el día.

Si tiene ganas de jugar, seguro que te va a buscar y te hará saber de alguna manera, que quiere jugar contigo.

Te recomendamos que pases media hora al día con el jugando como mínimo, hará que se sienta muchísimo más feliz.

Cuidados Recomendados

Los cuidados recomendados para el Burmilla, son sobre todo su cepillado cada semana, debido a que tiene a caer el pelo muerto, y le puede llegar a provocar tragarse muchas bolas de pelo, y puede acabar vomitando.

Puedes alimentarlo ofreciéndole una variedad en piensos y latas, de diferentes sabores.

También puedes comprarle unas chucherías para gato, y darle alguna por la noche.

Fotos del Gato Burmilla

A continuación, te mostramos un listado de imágenes peculiares de esta raza.

 

¡Si te ha gustado este artículo, te invitamos a que sigas leyendo más artículos muy interesantes!

A continuación te mostramos una lista de razas de gato relacionadas con el Burmilla, pinche en la imagen para entrar en el artículo que desee.