Saltar al contenido
Todo sobre los gatos

Gato Exótico

Gatos exóticos tricolor

El gato exótico, está clasificado en la Categoría I de la FIFe, es decir, categoría de gatos exóticos y persas. Por lo tanto, ya tenemos un dato interesante, y es que tiene un gran parecido al gato persa, sin embargo, el gato exótico no cuenta con el abundante pelo que tiene el gato persa.

Origen del gato exótico

En 1967, durante el campeonato 1º de mayo, se presentó a concurso el primer gato exótico, es aquí donde fue reconocido por primera vez por el nombre que conocemos a día de hoy: gato exótico.

Aunque los orígenes vienen de un poco más atrás, el gato exótico, se obtuvo a partir de un cruce entre un gato británico de pelo corto y American shorthair. Se juntaron con la intención de agregar el gen de pelo corto al “pool” de genes del gato persa.

Pero no acaba aquí el origen del gato exótico, antes de ser oficialmente reconocido, también hicieron otros cruces entre el gato azul ruso y el gato sagrado de Birmania. La procedencia inicial, se centra en Estados Unidos.

Esta raza de gato se ha ido extendiendo con una gran facilidad, debido a que el cuidado es más sencillo que el de un persa, ya que requiere menos atención a la hora del cepillado y resulta una raza de gato con poca probabilidad de alergia.

 

Características del gato exótico

Podemos clasificar el gato exótico, como un gato robusto, cuerpo redondo y generalmente musculoso, en general, el cuerpo es grande, junto a la cabeza, redonda y de cráneo grande.

Si analizamos su aspecto: veremos que es las patitas, son por lo general cortas, el pecho ancho debido a su robustez.

Un detalle importante del gato exótico, o más bien algo que lo destaca ante otros gatos, el el tamaño de sus ojos, que son bastante grandes, y la nariz es completamente chata.

El pelaje del gato exótico, se podría clasificar como un pelaje muy grueso, pero corto.

En el hogar, se considera un gato apacible, curioso, sociable y más activo que el persa, por lo general, los gatos exóticos, tienen siempre más ganas de correr, jugar y duermen menos horas que los persas, además, a la hora de jugar, suelen ser de los gatos más silencios.

 

Colores del gato exótico

Te ofrecemos una galería con los colores más comunes en gatos exóticos.

Sociabilidad de los gatos exóticos

Los gatos exóticos se consideran gatos muy sociables, además se adaptan muy bien en casa, por lo tanto, tiene una alta sociabilidad con el ser humano.

Estos gatitos, son mucho más juguetones que los gatos persa, son más activos, no les gusta mucho dormir, y siempre intentan buscar algún motivo por el cual entretenerse, ya bien sea corriendo, con una luz, o cualquier simple cosa le sirve de excusa para demostrar toda su actividad y energía.

El gato exótico, es una raza la cuál necesita de compañía constantemente del ser humano, no se le considera una raza de gato independiente, al contrario, les gusta sentirse acompañados en todo momento, acogidos y protegidos por sus dueños.

A pesar de su gran actividad y energía, el gato exótico se considera muy tranquilo, en cuanto a hacer ruidos o algunas travesuras, suele comportarse siempre bien, y además, no suelen maullar.

Convivencia del gato exótico con más animales:

No le importa convivir en casa con más gatitos, o con algún perro, se adaptan rápidamente, y también les gusta jugar con su amigo en casa.

 

Alimentación del gato exótico

Debido a la gran energía que tienen los gatos exóticos, es recomendable intentar darle a nuestro gatito pequeñas raciones de comida húmeda, por lo menos dos veces al día.

El gato exótico no bebe mucha agua, aun que si que le gusta mucho comer, por esto es recomendable combinar las dosis de pienso con las comidas húmedas, estas aportarán a nuestra pequeña bolita de pelo una excelente nutrición.

No es recomendable darle carnes, pescados u otros alimentos que no sean específicamente para gatos. El motivo, es que queremos la mejor salud para nuestro gato exótico.